Tu escudero y la princesa entran en la capilla abandonada.\n\n[[Contemplar cuadro]]\n[[Salir|Sala principal]]
<<if $serpiente_muerta>>Los pasos de tu escudero se alejan hasta volverse inaudibles.<<else>>Escuchás el grito bastante femenino de tu escudero a la distancia. Estás acostumbrado a verlo espantarse por cualquier cosa, así que no te preocupa demasiado.<<endif>>\n\n<<display "Opciones del pozo">>
Tu escudero se sienta en el suelo con cara de pensativo, y al poco rato se levanta con cara de aburrido.\n\n<<display "Duda">>\n\n[[Cantar]]
Tu escudero te pide perdón. Girás para verlo: su expresión es de genuino arrepentimiento, como de decepción absoluta.\n\n—Está bien, está bien —le decís—. Ya lo discutiremos más tarde.\n\n[[Mirar agua]]
<<set $espada = true>><<display "Opciones">>
Tu escudero se pierde de tu vista tras el pasaje angosto que hay en una pared.\n\n[[Volver|Cámara principal]]\n[[Bajar escaleras]]
Ambos empiezan a subir la escalera. Notás que algunos escalones no están fijos en la base, sino que parecen sospechosamente añadidos.\n\n—Ése —le decís a tu escudero, señalando uno— es un escalón-trampa. Tené cuidado de no pisar los que se ven así: algo podría venir desde el piso de arriba.\n\n[[Evitar escalón-trampa]]
—¡Sí! —escuchás gritar a tu escudero, y después lo ves salir con algo en la mano, aunque no llegás a ver bien qué.\n<<set $llave = true>>\n<<display "Sala principal">>
(Esto lo saqué, no recuerdo muy bien cómo, de la hiperficción "Enciclopedia Fuckme y el caso de la entrada perdida" de Anna Antrophy. Lo tuve acá como referencia, mientras hacía el juego. Mirando su trabajo y el de Alejandro Grilli Jr. fui aprendiendo cómo editar el CSS de las historias de Twine.)\n\nbody{background-color:#000;color:#fff;font-family:Verdana,sans-serif;font-size:62.5%;margin:4em 15% 5% 5em;}\n\n#sidebar{position:fixed;top:4.2em;left:7.5em;width:230px;list-style:none;margin:0;padding:0 1em 0 0;font:bold 1.1em Verdana,sans-serif;}\n\n#sidebar li{color:#333;text-align:right;background-repeat:no-repeat;margin-bottom:1em;}\n\n#sidebar li:hover{color:#fff;cursor:pointer;}\n\n#sidebar li a{color:#333;}\n\n#sidebar li a:hover{color:#fff;text-decoration:none;}\n\n#sidebar #title{color:#999;font-size:150%;cursor:auto;}\n\n#sidebar #title a{color:#999;}\n\n#sidebar #title a:hover{color:#fff;}\n\n#sidebar #storyAuthor{font-size:50%;}\n\n#sidebar #storyMenu{display:none;line-height:2.5em;margin-bottom:.5em;}\n\n#sidebar #title:hover{color:#999;}\n\n#sidebar #credits{padding-top:1em;font-weight:normal;font-size:100%;cursor:auto;}\n\n#sidebar #credits:hover{color:#333;}\n\n#sidebar #credits a{text-decoration:none;}\n\n.menu{position:absolute;display:none;background-color:#343434;color:#fff;opacity:.9;border:1px solid #fff;text-align:center;font:1.1em Verdana;line-height:2em;}\n\n.menu div{padding:0 .4em;}\n\n.menu div:hover{cursor:pointer;background-color:#fff;color:#343434;}\n\n#passages{margin-left:280px;border-left:1px solid #333;padding-left:1.5em;}\n\n.passage{font-size:1.2em;line-height:175%;margin-bottom:2em;text-align:left;}\n\n.passage ul{padding-top:1.3em;text-align:center;}\n\n.passage li{display:inline;margin-right:6em;}\n\na.internalLink,a.externalLink,a.back{color:#4d6ad8;font-weight:bold;text-decoration:none;}\n\na.internalLink:hover,a.externalLink:hover,a.back:hover{color:#8ea6ff;text-decoration:underline;}\n\na.brokenLink{background-color:red;text-decoration:none;color:#000;}\n\n.marked{background-color:red;color:#000;margin-right:12px;padding:3px;}\n\n.passage ul{margin-left:.5em;padding-left:1.5em;}\n\n.passage ol{margin-left:.5em;padding-left:1.5em;}\n\n.passage table{border-collapse:collapse;font-size:100%;margin:.8em 1.0em;}\n\n.passage th,.passage td,.passage tr,.passage caption{padding:3px;}\n\n.passage hr{height:1px;}#storeArea{display:none;}
Tu escudero da unos pasos al frente y examina el agua. ¿Cocodrilos? ¿Tiburones? Quién sabe lo que el dragón negro pudo haber puesto ahí para alejar a los intrusos.\n\n[[Mirar entrada]]
—Señor Víctor, la puerta parece estar cerrada.\n\nTu escudero tiene razón. <<display "Puerta abierta">>
<<if $llave>>Escuchás un clic potente y un sonido de piedras deslizándose. Después la voz dulce de la princesa Sonia: —Probalo vos primero, escudero. Antes de pasar quiero saber si es seguro.\n\n[[Usar pasadizo secreto]]<<else>>—¡No! —escuchás gritar a tu escudero, e inmediatamente lo ves salir de la capilla tanteándose la ropa y mirando el suelo, como si hubiera perdido algo.\n<<set $buscando = true>>\n<<display "Sala principal">><<endif>>
Escuchás un zumbido familiar. Tu mano agarra la espada y la impulsa hacia adelante en un gesto casi instintivo. La flecha que estaba volando hacia tu cabeza golpea la hoja de metal y cae al suelo, quebrada.\n\nMirás hacia atrás y encontrás a tu escudero agachado, no entendés si por tropiezo o por voluntad.\n\n—Escudero, ¿qué pasó?\n\n[[Mentir]]
Detrás de la puerta hay un cuarto bastante maltratado. Por la única ventana ves que estás mucho más arriba de lo que pensabas que habías subido, probablemente la punta de la torre más alta del castillo.\n\nVes a la princesa Sonia acurrucada en un rincón, muerta de miedo, harapienta, y más hermosa de lo que las palabras pueden describir.\n\n[[Hablar con la princesa]]
Úrquel
Tu escudero y la princesa entran en el cuarto colorido.\n\n[[Salir|Sala principal]]\n<<if $buscando and $llave neq true>>[[Buscar sello|Encontrar sello]]<<endif>>
<<display 'Duda'>>\n\n<<if $cuerda>>[[Guardar cuerda|Cuerda]]<<else>>[[Sacar cuerda|Cuerda]]<<endif>>\n<<if $espada>>[[Envainar espada|Espada]]<<else>>[[Desenvainar espada|Espada]]<<endif>>\n<<if $cuerda and $espada>>[[Cortar cuerda con la espada]]\n[[Atar cuerda a la espada]]<<endif>>
—Me siento honrado, señor, —responde tu escudero—, pero me temo que no hay "los míos" realmente. Al igual que vos, mis años han sido todos de soledad.\n\n—Bueno —interrumpe Sonia—, todo en este mundo tiene alguna solución.\n\nDos meses más tarde se celebra la boda de tu escudero y la doncella Sonia en el ex palacio real. Tras el asesinato del rey y muchas turbulencias políticas, Úrquel, tu escudero y los muchos que se suman a su causa terminan por borrar el reino de todos lados salvo los libros de historia.\n\nY muchos años después, aunque ya el nombre de Víctor el Tenaz no significa nada para nadie, todos recuerdan el nombre de Horacio, nacido campesino, criado como siervo, escudero retirado, héroe y padre fundador de la República.\n\n''<html><center>FIN</center></html>''
Al otro lado del piso, junto a las escaleras de hierro, ves a tu escudero <<if $malo>>agarrando del antebrazo<<else>>tomando de la mano<<endif>> a la princesa. A la derecha de tu escudero hay un cuarto colorido y a su izquierda hay un cuarto muy grande. Junto a la entrada del grande está la entrada de la capilla.\n\nVos seguís combatiendo a la bestia, que no se cansa, y cerca de vos están la escalera de mármol y un cuarto sin ventanas.\n\n[[Ir al cuarto grande]]\n[[Ir al cuarto colorido]]\n[[Ir a la capilla]]\n[[Ir al cuarto sin ventanas]]\n[[Bajar la escalera de mármol]]
Tu escudero y la princesa entran en el cuarto grande.\n\n[[Salir|Sala principal]]\n<<if $buscando and $llave neq true>>[[Buscar sello]]<<endif>>
Escuchás el ruido de una gran roca desplomándose contra el suelo.\n\n—¿Y ahora cómo se supone que voy a pasar? —dice indignada la princesa.\n\n[[Ir al final del pasadizo]]
—Che... —empieza a decir tu escudero.\n\n—Ya sé lo que vamos a hacer —lo interrumpís, y agarrás un montículo enorme de sábanas y vestidos que hay en un rincón.\n\nEmpezás a anudarlas, armando una soga para escapar por la ventana. La princesa Sonia se encanta de tu ingenio, y te mira maravillada.\n\n[[Anudar sábanas]]
—¡No está por ninguna parte! —escuchás gritar a tu escudero desde el cuarto grande.\n\n[[Salir|Sala principal]]
Escuchás un clic muy sospechoso.\n<<set $maldad = $maldad + 1>>\n[[Agazaparse contra la pared]]
Tu escudero baja corriendo por las escaleras de mármol. Por un momento tratás de imaginar qué puede necesitar del piso de abajo que sirva para ganar la batalla, pero entonces escuchás el eco de su voz desde el piso de abajo:\n\n—Lo siento, señor Víctor —te dice—, ¡lo siento tanto!\n\nAprovechando tu confusión, el dragón negro agarra tu espada por el filo y la arroja por una ventana. Ya inerme, no te alcanza el tiempo ni para maldecir mientras te sostiene en sus garras y retuerce tu cuerpo hasta separarlo en dos. La princesa Sonia, horrorizada, sube llorando la escalera de hierro hasta el cuarto del que no va a poder salir por mucho tiempo.\n\n[[Trepar la cuerda hacia el bosque]]
<<if $buscando and $llave neq true>>—Tiene que estar en alguna parte —escuchás decir a tu escudero desde el interior de la capilla.\n\n[[Salir|Sala principal]]<<else>>—¡Ahá! —escuchás gritar a tu escudero desde el interior de la capilla.\n\n[[Usar sello en ranura con forma de serpiente junto al cuadro]]<<endif>>
Casi llorando, como si fuera lo que más le aterra en el mundo, tu escudero levanta su espada firme y la hunde en la carne dura del dragón negro. Úrquel, furioso, ruge y lo derriba de un manotazo. Entonces te da la espalda y comienza a caminar hacia él.\n\n—¿Ahora resulta que sos valiente, escudero? —va diciendo con tono amenazante mientras vos te le acercás a hurtadillas y tratás de ubicarte debajo de él sin que te vea— ¿Cuantas personas pensás que derramaron mi sangre y vivieron para contarlo?\n\n—¡Dos! —gritás desde abajo del monstruo, clavando tu espada en su pubis y luego cortando hasta el pecho, intentando sobrevivir a la lluvia de intestinos gigantes.\n\n[[Tratar de no vomitar]]
Tu escudero <<if $malo>>toma de la mano a la princesa y<<endif>> se acerca a la salida, pero lo frenás antes de que llegue:\n\n<<if $malo>>—¡Vos te quedás acá, me cansé de que me jodas!<<else>>—Escudero, ahora es cuando te necesito. Puede que muera en combate, así que necesito que escapes con la princesa en cuanto encuentres oportunidad.<<endif>>\n\nBajás las escaleras de hierro como un tigre al acecho.\n\n<<if $malo>>[[Agarrar a la princesa]]<<else>>[[Tomar a la princesa|Agarrar a la princesa]]<<endif>>
La cara de sorpresa de tu escudero te alerta de las sombras subacuáticas que se te están acercando.\n\n[[Mirar sombras]]
Escuchás el ruido del fuego en movimiento. Como el castillo es casi por entero de piedra, la posibilidad de un incendio no te preocupa.<<set $antorcha = true>>\n\n<<display "Opciones del pozo">>
Tu escudero corre hacia las escaleras de mármol con mucho apuro.\n\n—¡No! —le gritás agarrándolo por el brazo— Vos no te me escapás.\n\nTu escudero hace fuerza para zafarse y se te vuelve imposible retenerlo mientras peleás con la bestia. Primero lo tenés por el brazo, después por el codo, después el antebrazo. Antes de darte cuenta sólo estás sosteniendo su espada, y él ya se escapa por la escalera de mármol.\n\n—Deberías saber —sentencia el dragón negro— que los humanos no son dignos de confianza.\n\n[[Trepar cuerda hacia el bosque]]
<<set $plan = Math.random()*7>><<if $plan lt 1>>Vos, mientras, buscás con la mirada alguna otra posible entrada. Nada.<<else>><<if $plan lt 2>>Vos buscás algún árbol con el que hacer un puente, pero son todos demasiado pesados.<<else>><<if $plan lt 3>>Entretanto vos buscás a ver si hay algún otro mecanismo de ingreso. Nada.<<else>><<if $plan lt 4>>Vos tratás de calcular el envión necesario para saltar el lago, pero es humanamente imposible.<<else>><<if $plan lt 5>>Vos pensás en la posibilidad de escalar las paredes, pero entendés que no se puede.<<else>>Mientras tanto vos pensás en nadar hasta la entrada, pero no parece un plan realista.<<endif>><<endif>><<endif>><<endif>><<endif>><<endif>><<endif>><<endif>><<endif>>
Tu escudero trata de entrar al cuarto sin ventanas que está cerca de vos, pero Úrquel lo devuelve adonde estaba con un golpe rápido de su cola.\n\n<<display "Sala principal">>
<<if $espada>>Tu escudero vuelve a guardar su espada.<<set $espada = false>><<else>>Tu escudero saca su espada muy torpemente. Te preguntás cuáles serán sus intenciones, pero sabés que no está entrenado en combate, de modo que no puede hacer mucho.<<set $espada = true>><<endif>>\n\n<<display 'Pensando'>>
Tu escudero se suma muy apurado a la tarea, y en pocos minutos tienen armada una cadena de tela lo suficientemente larga y resistente como para escapar los tres.\n\nAfortunadamente, la estructura del castillo es tal que desde la ventana de esta torre, directamente hacia abajo, no se encuentra el lago sino el bosque.\n\n[[Atar sábanas a la cama]]
Tu escudero señala la entrada: un agujero enorme en la pared frontal del castillo. Algunas tablas por acá y por allá te dicen que antes había una puerta.\n\nEvidentemente Úrquel la destrozó y no se molestó en repararla. Al fin y al cabo, la puerta también funcionaba como puente y él no necesita ningún puente.\n\n[[Pensar una manera de entrar]]
<<set $cuerda = true>><<display "Opciones">>
<<if $espada>><<if $clavada>>Tu escudero tira de la cuerda para recuperar su espada como si quisiera hacer algo con ella, pero es inútil. Está clavada con demasiada firmeza.<<else>>Tu escudero ataca el árbol más cercano con su espada. Al árbol no parece importarle. Lográs contener la risa.<<endif>><<endif>><<if $cuerda>><<if $atada>>Tu escudero ajusta bien el nudo en el árbol.<<else>>Tu escudero amarra la punta libre de la cuerda al árbol más cercano.<<set $atada = true>><<endif>> Al árbol no parece importarle.<<endif>>\n\n<<display "Meditando">>
Avanzás varios metros hacia arriba. La escalera termina en una puerta de madera.\n\n[[Abrir puerta]]\n[[Mirar puerta]]
[[...con un árbol]]\n[[...con el castillo]]
<<if $llave>>Tu escudero introduce el sello con forma de serpiente en la ranura junto al gran portón de piedra. Se escucha un poderoso clic, tras el cual la puerta se eleva dejando a la vista un pasadizo abandonado pero colorido.\n<<set $llave = false>>\n[[Entrar en pasadizo]]<<else>>Tu escudero trata de abrir la puerta de piedra, grande y excesivamente decorada, pero la encuentra completamente cerrada.\n\nA un lado de la mole hay tallada una serpiente enrollada varias veces sobre sí misma. La marca parece parte de algún mecanismo.\n\n[[Volver|Cámara principal]]<<endif>>
Tu escudero trepa la cuerda desde el castillo hasta la otra orilla del lago y se interna corriendo en el bosque. Incluso a esa distancia logra sentir el temblor del cuerpo inerte del dragón negro golpeando el suelo, cuando vos le atravesás la garganta con dos espadas al mismo tiempo.\n\nDos meses después tu escudero, la princesa y vos llegan a la capital. Sos recibido como el héroe más grande que el reino haya tenido. Ya en el palacio real, desatás a tu escudero y allí mismo lo acusás de traición, por haber colaborado con el demonio alado, enemigo número uno del rey.\n\nTu boda con la princesa Sonia es recibida con algarabía por toda la población. Tanta es la magnitud de los festejos que prácticamente nadie asiste a los eventos, actos públicos y acontecimientos jurídicos que ocurren en esa misma semana, por lo que tu escudero, como hizo toda su vida, pasa desapercibido hasta en el día de su ejecución.\n\n''<html><center>FIN</center></html>''
Tu escudero empieza a emitir unos ruidos muy extraños. Le ordenás que se calle para que no interrumpa tu concentración.\n\n<<display "Duda">>\n\n[[Mirar pertenencias]]
—¡Señor, encontré algo! —te grita tu escudero— Una especie de sello con forma de serpiente.\n\n—Guardátelo, entonces —le respondés—. Quizá valga algún dinero de vuelta en casa, pero ahora mismo no estamos para coleccionar juguetes.\n<<set $llave = true>>\n[[Volver|Cámara principal]]
—Qué cosa rara lo de esa puerta, ¿no? —le comentás a tu escudero— Tengo suerte de traerte conmigo.\n\n—Es un honor, señor.\n\n[[Seguir subiendo escalera|Segundo piso]]
—Me tropecé, señor, lo siento tanto. Creo que me caí sobre un escalón tramposo.\n\n—Está bien. Las escaleras son bastante empinadas. Tené más cuidado.\n\n[[Subir escalera|Segundo piso]]
—¿Qué estás haciendo? —le decís a tu escudero cuando ves que intenta arruinar un trozo perfecto de soga.\n\n—Nada, señor, discúlpeme —te responde mientras guarda todo lo que estaba sosteniendo.<<set $cuerda = false>><<set $espada = false>>\n\n<<display 'Pensando'>>
De pronto te sentís en caída libre. Te agarrás a la cuerda para no caer, pero es justamente la cuerda la que está cayendo con vos. Caés al agua con un golpe duro. Después de la confusión asomás la cabeza y tomás una bocanada fuerte de aire.\n\n—¡Escudero! —gritás— ¿Es que no puedo confiar en vos ni para hacer un nudo que aguante el peso de un hombre sin zafarse solo?\n<<set $maldad = $maldad + 1>>\n[[Pedir perdón]]
<<if $espada>><<if $clavada>>Tu escudero se asegura de que la espada esté enganchada con firmeza a la entrada del castillo.<<else>>Tu escudero lanza la espada hacia el castillo. La espada se clava con mucha firmeza en un pedazo de lo que antes era la puerta del castillo.<<set $clavada = true>><<endif>><<endif>><<if $cuerda>>Tu escudero <<if $atada>>desata la cuerda del árbol y luego la arroja<<else>>arroja la punta libre de la cuerda<<endif>> hacia el castillo. La cuerda golpea la entrada y cae ridículamente al agua por su propio peso. Tu escudero tira de ella hasta recuperarla toda. Lográs contener la risa.<<set $atada = false>><<endif>>\n\n<<display "Meditando">>
<html>\n<span style="font-family: Arial, Helvetica, sans-serif;font-size: 12px;">\n<img width="134px" height="200px" src="titulo.png">\n<a style="text-decoration:none;" href="javascript:javascript:history.go(-1)">Pasaje anterior</a><br>\n<a style="text-decoration:none;" href="javascript:javascript:history.go(+1)">Pasaje siguiente</a><br>\n<a style="text-decoration:none;" href="">Volver a empezar</a><br>\n<a style="text-decoration:none;" href="http://www.davidtm.com.ar/media/ÚrquelENG.html">Play in English</a>\n</span>\n</html>
El lugar es bastante tétrico. Las ventanas están en su mayoría rotas y dejan entrar bastante luz como para investigar la zona. No hay rastro del dragón ni de la princesa.\n\n<<display "Cámara principal">>
Antes de que nadie pueda decir o hacer nada, un temblor muy potente sacude el castillo entero. La princesa y tu escudero caen al suelo. Vos casi te soltás. Una voz estruendosa suena como retumbando en cada rincón del mundo:\n\n—¡Ja, ja, ja! ¡Qué humanos más cómicos!\n\n[[Correr|Rajar]]\n[[Escapar|Rajar]]\n[[Huír|Rajar]]\n[[Rajar]]
Al terminar las escaleras de hierro te encontrás un espectáculo que supera todo lo podrías haber esperado ver en la vida. La bestia prácticamente ocupa el piso entero, levantando tornados de polvo con cada movimiento de las alas, sacudiendo el castillo con cada latigazo de la cola.\n\n—¿Y bien, Víctor el Tenaz? —ruge Úrquel con su voz huracanada— ¿Estás o no estás a la altura?\n\nCorrés hacia la bestia con tu espada en alto, y de un manotazo el monstruo te levanta por los aires y te estrella contra una pared. Ahora estás junto a las escaleras de mármol, y Úrquel trata de agarrarte aunque tu espada y tu ferocidad lo mantienen a raya.\n\n[[Bajar la escalera de hierro|Sala principal]]
''<html><span style="font-size: 30px;line-height:100%;">ÚRQUEL<br>\nel dragón negro</span></html>''\n\n//Un cuento interactivo\nescrito por el fabuloso //[[David T. Marchand|http://www.davidtm.com.ar]]//\ny diseñado con el excelentísimo //[[Twine|http://gimcrackd.com/etc/src/]]//\n\nPara //''guardar''// la partida, copiar en cualquier momento del juego la URL entera, o guardarla en los marcadores/favoritos de tu navegador.\n\nPara //''cargar''// la partida al momento en que la guardaste, pegar esa URL en la barra de navegación o cargarla desde marcadores/favoritos.\n\n[[> Empezar]]//
<<if $antorcha>>Tu escudero atraviesa el pasaje oscuro con su antorcha en alto. La oscuridad va retrocediendo a medida que él avanza.\n\n[[Volver|Cámara principal]]\n<<if $llave neq true>>[[Agarrar sello]]<<endif>><<else>>Tu escudero atraviesa el pasaje oscuro. Lo escuchás caminar un poco y después notás que se detiene.\n\n—¡Llegué a un lugar, pero está completamente oscuro! No puedo ubicar nada más que el pasaje por el que entré.\n\n—Entonces volvé ya mismo —le ordenás—, lo único que me falta es perder a mi escudero antes de ubicar a la bestia.\n\n[[Volver|Cámara principal]]<<endif>>
Un lago profundo rodea el castillo, separándote de la entrada. No sabés mucho de arquitectura, pero la construcción es impactante, y <<if $atento>>a tu escudero también parece llamarle la atención.<<else>>sin embargo tu escudero parece estar distraído.<<endif>>\n\n[[Mirar entrada]]\n[[Mirar lago]]
Tu escudero trepa la cuerda desde el castillo hasta la otra orilla del lago y se interna corriendo en el bosque. Incluso a esa distancia puede escuchar, desde lo más alto del castillo, el grito quebrado de la dulce Sonia.\n\nDos meses más tarde llega cansado, harapiento y famélico a la capital. En el palacio real, comunica que Víctor el Tenaz murió en manos del dragón negro, peleando hasta su último aliento, y que la princesa Sonia no pudo ser rescatada. Comunica también que en ningún momento pudo hacer nada para evitarlo.\n\nA pesar de su baja estirpe en la enfermería lo atienden bien, y a pesar de su mal estado no tarda en conseguir trabajo bajo la tutela de un nuevo señor. Años más tarde ya no queda rastro en su cuerpo de aquella jornada terrible, pero la culpa de haber escapado está todavía con él, y la vergüenza del desertor lo atormenta hasta el último de sus días.\n\n''<html><center>FIN</center></html>''
Un castillo grande y derruido se yergue ante vos, Víctor el Tenaz, y es tu misión entrar en él y rescatar a la princesa Sonia de las sanguinarias garras de Úrquel, el dragón negro.\n\n[[Mirar castillo]]\n[[Mirar bosque]]
[[Volver|Cámara principal]]\n<<if $serpiente_muerta neq true>>[[Atacar serpiente]]<<endif>>\n<<if $antorcha neq true>>[[Agarrar antorcha encendida]]<<endif>>
Vos terminás de trepar hasta la ventana.\n\n—¡Un momento! —gritás, deteniéndole la carrera a tu escudero— De nada sirve correr si no averiguamos primero dónde está.\n\nTu escudero parece <<if $maldad gte 2>>decepcionado<<set $malo = true>><<else>>contento<<endif>> de que hayas sobrevivido.\n\n[[Mirar a la ventana]]
Tu escudero recupera su espada y le desata la cuerda. Vos la atás a una gran bisagra en desuso, para asegurar una eventual vía de escape.\n\n[[Mirar el interior del castillo]]
Tirás de la cuerda con todas tus fuerzas para llegar al castillo. Cerca del último tramo una de las sombras emerge: un cocodrilo enorme, la cabeza sola es casi del tamaño de tu cuerpo.\n\nEn un solo movimiento rápido y gracioso tu mano lleva la espada de tu cintura al cráneo de la fiera. Hay mucha sangre. Lográs trepar hasta la entrada del castillo antes de que se acerquen más fieras.\n\n[[Pedir perdón de nuevo]]
Tu escudero se avalanza sobre la puerta y trata de abrirla, pero está completamente cerrada. <<display "Puerta abierta">>
Los pasos de tu escudero continúan cada vez más lejanos.\n\n[[Volver|Cámara principal]]\n[[Entrar en el pozo]]
<<if $cuerda>>Tu escudero guarda la cuerda de nuevo en el bolso.<<set $cuerda = false>><<else>>Tu escudero saca la cuerda de su bolso y la sostiene en su mano izquierda.<<set $cuerda = true>><<endif>>\n\n<<display 'Pensando'>>
<<display 'Duda'>><<set $cuerda = false>><<set $espada = false>>\n\n[[Usar espada con...]]\n[[Usar cuerda con...]]\n<<if $atada and $clavada>>[[Trepar cuerda]]<<endif>>
Tu escudero asoma una pierna por la ventana.\n\n—Momento —lo detiene la princesa—, me parece que yo tendría que bajar antes que vos, ¿no te parece?\n\n[[Responder que sí|Temblor]]\n[[Responder que no|Temblor]]
<<set $atento = true>><<display 'Castillo'>>
Tu escudero se agarra de la cuerda justo detrás de vos. La cuerda parece soportar el peso de ambos sin problemas.\n\n—Te tengo que felicitar, escudero —le decís—. Muy bien pensado.\n\nAl poco tiempo llegan a la entrada del castillo.\n\n[[Agarrar espada de tu escudero]]
(Acá hice un rejunte de todo lo que sé hasta ahora de los comandos de Twine, para usar de referencia.)\n\n//Cursiva//, ''negrita'', __subrayado__, ~~subíndice~~, ^^superíndice^^, {{{monoespaciado}}}, * lista puntuada, # lista numerada,\n----\nOpción lineal <<choice "Start">>\nPasaje incluido <<display "Start">>\nLista de opciones <<actions "Start" "Start">>\nMostrar expresión <<print Math.round(Math.random()*10)>>\nEstablecer una variable <<set $variable = true>>\nCondicionales <<if $variable>>Sí.<<else>>No.<<endif>>\nNo imprimir renglones <<silently>>Algo secreto<<endsilently>>\n----\nOperadores de manera tal que dan ''true'':\n3 ''eq'' 3, 3 ''neq'' 'texto', 3 ''gt'' 2, 3 ''gte'' 2 y ''gte'' 3, 2 ''lt'' 3 y 2 ''lte'' 2, 0 eq 0 ''and'' 1 eq 1, 0 eq 0 ''or'' 1 eq 3, ''not'' variable falsa.\n\n—
<<set $atento = false>><<display 'Castillo'>>
Tu escudero, tan desconcertado como vos, abre su bolso y busca algo. Vos sabés que no lleva encima nada más que una cuerda, una espada y unos víveres, de modo que le restás importancia y seguís planeando tu entrada.\n\n[[Sacar cuerda|Cuerda]]\n[[Desenvainar espada|Espada]]
Tu escudero ata la cuerda al árbol y la empieza a trepar. Se lo ve cagado hasta las patas. Al poco tiempo llega adonde estás vos.\n\n[[Agarrar espada de tu escudero]]
Sentís el acero frío penetrándote el tórax. Tus últimas palabras se pierden para siempre cuando descubrís que no podés tragar ni soltar aire. Tu visión final es la de tu escudero con una sonrisa de oreja a oreja. Desde la otra punta de la sala, Sonia observa sorprendida y expectante.\n\n—En todos mis años de soledad —sentencia el dragón negro— he terminado por convencerme de que jamás presenciaría un gesto tal de amistad y camaradería de parte de un ser humano. Podés descansar ahora, escudero, pues de hoy en más he de velar por tu seguridad y la de los tuyos.\n\n[[Dar las gracias]]
De pronto la soga se rompe, no entendés muy bien por qué, y te encontrás en caída vertical hacia una muerte segura. La princesa Sonia, horrorizada, se aleja de la ventana. En la confusión, sin embargo, lográs sostenerte con fuerza de los adoquines de la pared y empezás a escalar.\n<<set $maldad = $maldad + 1>>\n[[Llorar|Temblor]]\n[[Reír|Temblor]]
Retrocedés unos pasos para luego arremeter contra la puerta corriendo, abriéndola de una patada. Entrás.\n\n[[Entrar]]
(Este es el boceto que escribí apurado no bien tuve la idea para esta historia.)\n\n1. El héroe saca la espada, la unta en aceite, la golpea con una piedra hasta que prende fuego, la lanza a la cadena de la puerta, que se quema y cae, pero el pozo fue agrandado por el dragón, de modo que faltan unos metros insaltables. El escudero toma su espada, le ata una soga y la tira a la puerta. La atan a un lado y pasan.\n\n2. La escalera está rota. Tirás una piedra a la puerta de la princesa, que sale y arma un puente con pedazos de madera.\n\n3. En la cámara de la princesa, ella les agradece y muestra un aparato de escape muy rudimentario que soporta su peso pero resultaría en la muerte si se suelta una palanca. El dragón hace un temblor y el héroe cae por la ventana, agarrándose del aparato. Podés agarrar la sábana y tirar (caso en el cual sos bueno y te manda a agarrar tu espada) o accionar la palanca (caso en el cual sos malo, aunque el héroe se salva igual trepando los adoquines y te retiene).\n\n4. El dragón irrumpe y comienza a pelear con el héroe. Si sos bueno, podés tirar tu espada a una araña gigante y fallar, tras lo cual el dragón abre la puerta y podés escaparte (bueno pero triste, el héroe muere y vos vivís la vergüenza) o cortar la araña (bueno y feliz, el dragón muere y te incluyen en el himno). Si sos malo, podés matar al héroe (malo pero feliz, el dragón te hace su aliado y te quedás con la princesa) o romper la ventana (con la espada especial de soga, se escapan todos).
<<if $malo>><<display " ESCAPAR">><<else>><<display "ESCAPAR">><<endif>>
En una pared del cuarto sin ventanas que hay a tu derecha se abre un agujero. Tu escudero emerge del agujero y se te empieza a aproximar. \n\nMientras camina, va desenvainando su espada con un gesto inseguro y echando cada tanto unos ojos nerviosos a la escalera de mármol, por la que podría ahora escapar del castillo.\n\nÚrquel no parece cansarse y te está costando cada vez más mantener el ritmo de la pelea.\n\n[[ESCAPAR DEL CASTILLO]]\n<<if $malo>>[[MATAR A VÍCTOR]]<<else>>[[PELEAR CONTRA ÚRQUEL]]<<endif>>
Tu escudero asegura las sábanas a la cama del cuarto, que es lo bastante pesada como para aguantar el peso de los tres. Vos agarrás con fuerza un pedazo de tela y te arrojás valientemente al vacío. La princesa corre a mirarte por la ventana.\n\n—Parece lo bastante resistente —comentás colgando varios metros bajo la ventana—, bajen tranquilos.\n\n[[BAJAR POR LA VENTANA]]\n[[CORTAR LAS SÁBANAS]]
—Tenemos que escapar —dice tu escudero, y tiene razón.\n\n—Voy detrás de ustedes —dice Sonia.\n\n—No —decís vos—, el camino por el que entramos está inutilizado. Vamos a tener que inventar otro.\n\n[[Incitar a que alguien proponga algo|Sábanas]]\n[[Fingir tener una idea|Sábanas]]\n[[Comentar algo sobre el clima|Sábanas]]\n[[Hablar con la princesa|Sábanas]]
La bestia cae sacudiendo al mundo, incapaz siquiera de emitir unas últimas palabras, y tu escudero no para de vomitar ante el espectáculo.\n\nDos meses después tu escudero, la princesa y vos regresan a la capital, donde son recibidos como los héroes más grandes que el reino haya tenido. Libre al fin de la amenaza del dragón negro, el reino encuentra la paz y la prosperidad.\n\nTu escudero, aunque nunca se casa ni deja descendencia alguna, alcanza la fama, la nobleza y una vida tranquila. Vos, además de eso, la hermosa mano de Sonia. Y muchos años después, el trono.\n\n''<html><center>FIN</center></html>''
—No hay palabras para explicar cuánto lo siento —grita tu escudero desde el otro lado del lago.\n\nNo le respondés, agarrás la cuerda y se la tirás.\n\n[[Trepar cuerda hacia el castillo ]]
Tu escudero parece querer tomarse el atrevimiento de dirigirle la palabra a la princesa, pero afortunadamente lo interrumpís a tiempo: —Princesa Sonia, nos envía su padre.\n\n—¡Gracias, muchas gracias! —grita Sonia repentinamente contenta, mientras salta hacia tus brazos.\n\n—No se preocupe —la tranquilizás—. Ahora está en buenas manos.\n\n—No lo dudo —te contesta.\n\n[[Romper el momento]]
Tu escudero, habiendo atado su cuerda entre un árbol y el castillo, se dispone a probar su puente improvisado.\n\nTe acercás y lo apartás con un movimiento de la mano. La cuerda parece lo bastante resistente. Te trepás vos primero a la soga y empezás a arrastrarte en dirección horizontal hacia la entrada del castillo.\n<<set $ maldad = 0>>\n[[TREPAR CUERDA HACIA EL CASTILLO]]\n[[DESATAR CUERDA DEL ÁRBOL]]
Tu escudero entra en el pasadizo y vos detrás de él. Inmediatamente el portón de piedra cae estrepitosamente, dejando abierto sólo un espacio de unos centímetros por el que no podría pasar un hombre de tu complexión. Ya no hay vuelta atrás.\n\nAl cabo de unos metros empieza una escalera de mármol.\n\n[[Subir escalera de mármol]]
<<if $antorcha>>Escuchás a tu escudero emitir una carcajada victoriosa a la distancia.<<set $serpiente_muerta = true>><<else>>Escuchás un nuevo grito de tu escudero.<<endif>>\n\n<<display "Opciones del pozo">>
#passages { width: 500px;}\n\n.passage {text-align:justify !important;}\n\n#storyTitle, #snapback, #restart, #share, #credits { display:none !important;}\n\n#storyAuthor {position:relative; top:-26px; text-size:20px;}
Tu escudero amarra la cuerda al mango de su espada. No ves de qué podría servir, pero lo dejás hacer lo que quiera mientras no moleste.\n\n<<display "Meditando">>
La cara de tu escudero se retuerce mientras una sombra aparece detrás de vos. Entrás al cuarto de un salto y mirás a la ventana. Un ojo bermellón y asesino, del tamaño de un hombre, es lo único que se ve.\n\n—Buenas tardes, Víctor —dice Úrquel muy tranquilo—, viniste a dejarme sin prisioneros y ahora parece que terminé teniendo tres.\n\n—¡Nunca! —le respondés desafiante— Nos estamos yendo ya. Si no es por esa ventana será por cualquier otra parte.\n\n—Muy bien —sentencia la voz—, entonces te espero en el piso de abajo. Vamos a ver si tus acciones están a la altura de la fama que te precede.\n\n[[Correr como el viento|Rajar a los santos pedos]]\n[[Escapar con la cola entre las patas|Rajar a los santos pedos]]\n[[Huír desaforadamente|Rajar a los santos pedos]]\n[[Rajar a los santos pedos]]
Tu escudero se dirige hacia la escalera de mármol que está junto a vos, pero no logra esquivar la cola de Úrquel, que lo derriba de un golpe y lo regresa adonde estaba.\n\n<<display "Sala principal">>
Tu escudero pasa el escalón señalado sin pisarlo. Vos te le adelantás de todos modos, para enfrentar lo que venga si es que algo viene. Luego de unos metros encontrás un nuevo escalón-trampa y lo saltás.\n\n[[PISAR NUEVO ESCALÓN-TRAMPA]]\n[[EVITAR NUEVO ESCALÓN-TRAMPA]]
La escalera termina y ahora estás en un segundo piso, muy parecido al anterior, pero con ventanas mucho más grandes. Varias entradas conducen a diferentes habitaciones, que tu escudero inspecciona sin encontrar nada de interés.\n\nAl frente se extiende una escalera más angosta que la anterior, mucho más empinada también y de hierro.\n\n[[Subir escalera de hierro]]
La cámara principal, en la que vos y tu escudero se encuentran ahora, está rodeada de pasajes a otros sectores del castillo.<<if $antorcha>><html><br/><br/></html>Tu escudero está sosteniendo una antorcha encendida muy orgullosamente.<<endif>>\n\n[[Abrir puerta de piedra]]\n[[Usar pasaje angosto]]\n[[Usar pasaje oscuro]]